A D E D

Voto Preferencial = Voto de Impunidad…


Voto a la Corrupción e Impunidad…

Como todo en un sistema saturado de analfabetismo, VOTOPREFERENCIALignorancia y atraso, ocurren y se dan situaciones que no resisten un análisis de apenas unos cuantos minutos.

¿Cómo es posible que sigamos llenando el congreso de cientos de representantes que no representan más que a sus propios bolsillos e intereses? Es insólito el que viéramos como en el 2013 la cámara baja en dos lecturas consecutivas, aprobara el perverso y morboso “voto preferencial”.

¿Sabía usted que de esta forma los corruptos serán aun más corruptos? ¿Sabía usted que si un aspirante a la regiduría, diputación o senaduría, no tiene millones de pesos para invertir en su campaña, no hará ni siquiera el triste intento de inscribirse como candidato?

Eso se traduce en que si un empresario, un político, (en su mayoría corruptos) o un narcotraficante (como hay varios en las cámaras), desean aspirar a un puesto de estos y tiene la solvencia económica para invertir en una campaña, los que quizás tienen millones pero de buenas intenciones, tendrán que sepultar sus aspiraciones, descartando posibilidades de que podamos ver cambios significativos en la sociedad, pues quienes se suponen deben abogar por nuestro bienestar, están muy ocupados en enriquecerse de los fondos del estado, fondos que producimos nosotros mismos. De modo que los que pudieron generar cambios, esa misma burocracia putrefacta y fermentada que sigue vigente, les cortara las vías de acceso a la defensa de nuestros intereses.

Joven dominicano, tú tienes un potencial intrínseco que debe ser explotado, ¿No te gustaría legislar por tu región, tu sector, tu país, para el bienestar y progreso de este? ¿Por qué entonces dejarle ese lugar a un ruin, corrupto e ignorante representante? Anímate, despierta, prepárate y aporta a un mejor destino, hay que trabajar para un país educado, sin analfabetismo, con un sistema de seguridad social digno, sin problemas de energía eléctrica, una tierra en donde el agua potable arribe a todos los hogares dominicanos, un país con un sistema de sanidad pulcro, lucha por una nación donde puedas desplazarte sin ese miedo incesante de ser asaltado, asesinado, maltratado por la delincuencia, por esa inseguridad ciudadana que tanto nos hiere.

Para eso es necesario entender que tenemos que levantarnos y ocupar esos puestos, pero para servirle a nuestro país, no para servirnos. Ese deseo eminente de enriquecerse es para individuos pobres de pensamientos, para los que consumen la ignorancia, pues solo aquellos que tienen miedo, buscan seguridad y refugio en el dinero y el poder.

Es preciso entender que si tenemos lo que necesitamos, un hogar, alimento, educación, salud, todo lo otro es irrelevante, es innecesario, es superfluo, pues al final nada nos llevamos, por tanto, joven dominicano, enfoca tus objetivos para el bien común, no practiques el individualismo, alíate al pluralismo, para que puedas percibir menos desigualdad y veas entonces una nación justa, más ecuánime.

Antonio F. Pontier

Coordinador Gral. ADED

Anuncios

El Amparo Electoral…


TSEAMPARO ELECTORAL

Una de las novedades que introdujo la Constitución dominicana proclamada el 26 de enero de 2010 fue la creación de una jurisdicción especializada en materia contenciosa electoral.

En efecto, el artículo 214 del texto constitucional instituye el Tribunal Superior Electoral como “el órgano competente para juzgar y decidir con carácter definitivo sobre los asuntos contencioso electorales y estatuir sobre los diferendos que surjan a lo interno de los partidos, agrupaciones y movimientos políticos o entre éstos”.

De esta manera el constituyente separó las funciones de administración y organización de las elecciones, de las funciones de juzgamiento de las quejas y diferendos surgidos en ocasión de los comicios. Pero además, el constituyente atribuyó al nuevo órgano jurisdiccional, de manera exclusiva, la competencia para conocer y decidir con carácter definitivo los diferendos entre los miembros y dirigentes de los partidos y agrupaciones políticas, así como las controversias suscitadas entre los propios partidos. Así, a partir de la proclamación de la Constitución, el 26 de enero de 2010, la tarea de organizar y administrar las elecciones corresponde única y exclusivamente a la Junta Central Electoral, en tanto que la función jurisdiccional quedó reservada para el Tribunal Superior Electoral.

Además de la competencia previamente señalada y de conformidad con las disposiciones del artículo 27 de la Ley Núm. 29-11, Orgánica del Tribunal Superior Electoral, dicho órgano “será competente para conocer de los amparos electorales conforme a las reglas constitucionales y legales (…)”. En ese mismo sentido, el artículo 114 de la Ley Núm. 137-11, Orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales, prevé que “el Tribunal Superior Electoral será competente para conocer de las acciones de amparo electoral conforme a lo dispuesto en su Ley Orgánica”.

Como una reafirmación de lo anterior, el artículo 74 de la Ley Núm. 137-11, Orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales, señala que “los tribunales o jurisdicciones especializadas existentes o los que pudieran ser posteriormente establecidos, deberán conocer también acciones de amparo, cuando el derecho fundamental vulnerado guarde afinidad o relación directa con el ámbito jurisdiccional específico que corresponda a ese tribunal especializado, debiendo seguirse, en todo caso, el procedimiento previsto por esta ley”.

¿Qué es el amparo electoral?

De conformidad con las disposiciones del artículo 72 de la Constitución, el amparo, de manera general, es una acción creada por el constituyente para “la protección inmediata de los derechos fundamentales, no protegidos por el hábeas corpus, cuando dichos derechos resulten vulnerados o amenazados por la acción u omisión de cualquier particular o autoridad pública”. En ese mismo tenor, el artículo 65 de la Ley Núm. 137-11 señala que “la acción de amparo será admisible contra todo acto u omisión de una autoridad pública o de cualquier particular, que en forma actual o inminente y con arbitrariedad manifiesta lesione, restrinja, altere o amenace los derechos fundamentales consagrados en la Constitución, con excepción de los derechos protegidos por el hábeas corpus y el hábeas data”.

Respecto del amparo, Eduardo Ferrer Mac-Gregor, nos indica que “desde una noción contemporánea, la expresión “amparo” se utiliza para significar al “juicio constitucional de amparo”, es decir, una garantía judicial, un proceso constitucional, un mecanismo específico para salvaguardar los derechos fundamentales dentro de los sistemas de control de constitucionalidad y dentro de la concepción genérica de la defensa de la Constitución”. (Diccionario de Derecho Procesal Constitucional y Convencional, Tomo I)

En virtud de lo expuesto previamente, se hace necesario, en este punto, establecer una definición de lo que son los derechos fundamentales. En este sentido, el profesor Luigi Ferrajoli los define como “todos aquellos derechos subjetivos que corresponden universalmente a –todos- los seres humanos en cuanto dotados del status de personas, de ciudadanos o personas con capacidad de obrar: entendiendo por derecho subjetivo cualquier expectativa positiva (de prestaciones) o negativas (de no sufrir lesiones) adscrita a un sujeto por una norma jurídica; y por status, la condición de un sujeto, prevista asimismo por una norma jurídica positiva, como presupuesto de su idoneidad para ser titular de situaciones jurídicas y/o autor de los actos que son en ejercicio de éstas”. (Derechos y Garantías. La Ley del más débil)

De lo previamente señalado se colige que el amparo es una acción procesal para proteger los derechos fundamentales, siempre que los mismos se vean vulnerados o amenazados, ya sea por la acción u omisión de un particular o de una autoridad pública.

Ahora bien, ni la Constitución dominicana ni las Leyes Núm. 29-11 y Núm. 137-11 definen el amparo electoral. Por ello es necesario acudir al derecho comparado para obtener alguna ilustración de este concepto. En el sistema Mexicano se denomina “Juicio Para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano” y es definido como un “medio de control de constitucionalidad, convencionalidad y legalidad en materia electoral del que conoce el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para la protección de los derechos político-electorales de los ciudadanos, de votar, ser votado, asociación y afiliación, integración de las autoridades electorales y cualquier derecho fundamental vinculado con los anteriores”. (Santiago Nieto Castillo, Diccionario de Derecho Procesal Constitucional y Convencional, Tomo II)

El Tribunal Superior Electoral dominicano ya ha tenido la oportunidad de definir, en cierto modo, el amparo del electoral. En efecto, mediante las Sentencias TSE-024-2012 y TSE-001-2013 el referido órgano jurisdiccional juzgó que “la acción de amparo cuya competencia corresponde a este Tribunal es aquella que procura la protección o restauración de los derechos fundamentales político electorales”.

Partiendo de todo lo señalado, podemos concluir sobre este punto afirmando que el amparo electoral es la acción o remedio procesal instituido para salvaguardar los derechos fundamentales político-electorales de los ciudadanos, ante la amenaza o vulneración a los mismos, sea que provenga de un particular o de una autoridad pública.

a) Elegir y ser elegibles. (Art. 22.1 CRD)

b) Decidir sobre los asuntos que se les propongan mediante referendo. (Art. 22.2 CRD)

c) Libertad de asociación (con fines políticos). (Art. 47 CRD)

d) Libertad de reunión (con fines políticos). (Art. 48 CRD)

e) Libertad de expresión e información (con fines políticos). (CRD)

Es preciso señalar que la enumeración anterior no es limitativa, pues resulta frecuente que se acuda en amparo electoral y que, en principio, el derecho fundamental invocado como vulnerado no sea de naturaleza político-electoral, pero que la violación o amenaza al mismo se produzca en ocasión del ejercicio de los derechos político-electorales, como sería, por ejemplo, el atentado al derecho al debido proceso o al derecho de defensa en ocasión de las acciones disciplinarias seguidas por los partidos políticos contra sus miembros y dirigentes.

En estos supuestos entonces sí procedería la acción de amparo electoral, en razón de que si bien es cierto que el derecho fundamental invocado como vulnerado o amenazado no es de naturaleza político-electoral propiamente dicho, no es menos cierto que la violación invocada se produce en ocasión del ejercicio de los derechos político-electorales, es decir, existe una vinculación directa entre ambos derechos fundamentales.

En definitiva, se puede acudir en amparo ante el Tribunal Superior Electoral siempre que el accionante acredite ser titular de un derecho fundamental político-electoral que esté siendo vulnerado o amenazado, sea por la acción u omisión de un particular o de alguna autoridad pública.

Autor: Lic. Emmanuel Diaz

(@demordan)

1743589_427733757360497_1287331201_n

(Para la continuación de este articulo, escriba a: adedrd@gmail.com)

Desigualdad y Exclusión Dominicana…


¿Por qué la mitad de las riquezas del mundo están en manos del 1% de la población mundial?

Desigualdad-Social-598x450

La sociedad contemporánea que compartimos, fue dibujada, perfilada
desde hace muchos años, por expertos en las cifras, en los números. Partiendo desde la formación académica, entiéndase, la escuela, sus horarios de clases, las materias a impartir, los recreos, los días de clases, las vacaciones del alumno, todo este engranaje fue diseñado con mucha delicadeza e inteligencia por economistas, administradores y contables, no por maestros, profesores o educadores.

Esto obedece al sentido que había que darle a la sociedad que estaba por arribar, la regida o dirigida por el sistema económico capitalista. Se diseño para que los niños estuvieran más tiempo en la escuela e incluso ingresaran apenas desde los 2 años de edad, no necesariamente para aprender, sino para que sus padres pudieran ir a sus alargadas jornadas de trabajo, extendidas hasta 8, 10 o 12 horas al día, sin preocupación. Creando una brecha inmensa entre los padres y los hijos, situación que provoco la degeneración de la moral social, que hoy experimentamos.

Ese revés o descalabro moral en los seres humanos, ha transformado al individuo, convirtiéndolo en un animal instintivo, irreflexivo, indolente, es como si fuésemos de reversa, en retroceso, es como si volviésemos a ser y actuar como “El Hombre de las Cavernas”, con una inclinación al reflejo, a la intuición, y alejado totalmente del raciocinio y la sensibilidad. ¿A qué se debe esto? Pues sencillamente que a esa persecución insurrecta, acalorada y maníaca por el dinero.

¿Para qué? Obviamente para saciar deseos innecesarios, para conseguir asuntos sin la más mínima o microscópica importancia. Una casa atiborrada de lujos, un vehículo que hace la función de vitrina, llevando un producto sobre cuatro cauchos, cuentas de banco con tantos ceros como para hacer un maratón, en fin, asuntos tan incoherentes que no resisten un simple análisis matemático.

Es decir, si deseo una vida lujosa, tendré que sacrificar mis mejores años de juventud, el tiempo que jamás recuperare para mi mismo, mi familia y amigos, la salud plena que disipare, para luego verme quebrantado o enfermo y solo así, solo entonces darme cuenta, que no puedo disfrutar la tan esperada vida ostentosa, que termina igual que la de todos los demás, incluso para aquellos que no hicieron nada por sí mismos, ni por nadie, esa existencia finaliza debajo del húmedo césped de un cementerio.

Piensa mejor en como puedes ayudar al prójimo, no lograras quizás cerrar la brecha de la desigualdad mundial, posiblemente ese 1% de la población que posee la mitad de las riquezas del mundo, siga concentrándose, pero que eso no evite que extiendas tus manos al que necesita, se mas humano, y menos insensible. No olvides que hay personas en el mundo que mueren de hambre y de sed todos los días, para ellos esas son riquezas. Cuida lo que tienes, se conforme y comparte, no esperes tener para dar, da de lo poco que tengas.

Autora:

Cindy A. Giugni

Despierta de esta anestesia…


Una anestesia a punto de esfumarse… De pequeños principios, resultan grandes fines – Alejandro Magno

imagesEstas palabras expresadas por el militar y político Alejandro Magno, deben ser percibidas, apreciadas y valoradas no solo por todo ciudadano, pero sobre todo por la juventud, debido a que el principio de la independencia de esta república fue ejecutada por jóvenes Dominicanos de magno valor y con inquietudes patrióticas y morales.

Sin embargo, hoy vivimos en una sociedad que está construyendo una juventud, de camino a una fosa luctuosa y deprimente, más que evolucionar, estamos descomponiéndonos, esto en respuesta a que la juventud está inmersa en conductas del libertinaje y la desfachatez. No existe la  capacidad de asombro en el ser humano, ante eventos o situaciones que ocurren a diario y que deben asombrar, anonadar, sorprender, pero lamentablemente no tienen ese impacto en nuestro subconsciente, desplegándose así un horizonte tenebroso y devastador.

El hambre por el dinero y los asuntos que nos brinda este, están infringiendo y traspasando la moral de la gran mayoría de los seres humanos, sobre todo en los más jóvenes. Tener acceso a ostentaciones lujosas como vehículos, casas, teléfonos celulares, y a un estilo de vida que quizás muy pocos pueden alcanzar y mantener, es hoy una prioridad para el que no puede, algo nunca antes visto. El deterioro del razonamiento es tan elevado, que cuestionar este tipo de conductas consumistas, puede incluso acarrear debates insostenibles.

Entonces las preguntas hacen escena; ¿Nuestros jóvenes perciben la gran responsabilidad que realmente tienen ante el futuro de la nación? ¿Qué podemos hacer para que nuestra juventud se identifique con el rescate de los valores morales? ¿Qué pasara si no enfrentamos este deterioro de la moral?

Creemos con firmeza que la concientización de la juventud con relación al rol que van a desempeñar en las próximas generaciones, es imprescindible y precisa para el bien común de los futuros ciudadanos. Pues las posiciones de dirección gubernamental, empresarial, religiosas y militares, recaerá indiscutiblemente en la juventud y para eso deben estar preparados. La moral, el honor, la benevolencia, la justicia deben ser productos impregnados en todo ciudadano que desee evolucionar en conjunto con su nación.

Solo cuando sigamos fusionando ideas, unificando criterios, cohesionando propuestas que vayan tras la pesquisa del porvenir nacional, veremos arribar una mejor sociedad. Entendamos, percibamos que eso no está en manos de la clase política desgastada que nos gobierna, esa enmienda está en nuestras manos, solo debemos actuar, accionar, levantarnos de esa anestesia añosa, que nos administraron estos partidos políticos con sus expertos anestesiólogos hace bastante tiempo y que aun no sale de nuestro torrente sanguíneo.

Autor:

AFP©

 

Politicos invaden nuestra propia casa…


Les pagamos sueldos de lujo, para que no nos sirvan…Palacio-Nacional1

En los últimos 10 años este pequeño espacio geográfico,  ha demostrado que aun hay ciudadanos con valentía y coraje. Logros como el de Los Haitises, el 4%  para Educacion, Pacto Fiscal, Loma Miranda, etc. son muestra de ello. No obstante, aún falta mucho por hacer, el pueblo dominicano necesita despertar de esa larga anestesia, administrada por una generación de políticos y gobernantes sin voluntad y sin escrúpulos.

Y es que la enorme, la poderosa maquinaria manipuladora y tergiversadora de los partidos tradicionales, empresariado y los políticos, han logrado mantener controlada las masas. Juan Bosch plasmo en su libro “Del imperialismo al pentagonismo” que Los Estados Unidos y su pentágono hacían uso de todo cuanto fuera necesario para llevar a cabo sus políticas. Una de las herramientas utilizadas era la de contratar personalidades de la sociedad civil como periodistas, científicos, hasta extremistas de ser necesario, para llevar un mensaje que realmente iba tergiversado.

Es decir, que si ellos deseaban que la población entendiera lo necesario que era ir a una guerra, pues reclutaban alguna de estas personalidades, para que públicamente emitiera su opinión al respecto, logrando que aquellos escépticos de las políticas del pentágono, se convencieran de tal “necesidad”, pues intelectuales de alta valía y con integridad, pensaban que era correcto. Esto sin dudas, da los resultados esperados, aunque no los más beneficiosos. En ese sentido, nuestra lastimada republica no es la excepción, aquí se utiliza esa gran maquinaria, la compra y venta de conciencias de sectores de la prensa, religiosos, sociedad civil, sindicalistas, también hacen uso de nuestros héroes patrios, de la bandera y nuestro escudo, de tan costosa independencia nacional, para lograr que estemos silentes, ciegos, insensibles, exclusivamente para su beneficio y no el de los demás.

Si las cosas siguen marchando de esta forma, en la Republica Dominicana, ocurrirá lo mismo que en Argentina, que vio descalabrada su economía, por la culpa de unos cuantos, o quizás, sucederá lo de Venezuela, en la época de Carlos Andrés Pérez y CxA, que tras dejar la valija publica totalmente vacía, se marcharan los menos, con el dinero de los que son mas.

Para exponerlo de otro forma, es lo mismo que tu contrates a un sirviente o mayordomo, para que organice, limpie y vele tu casa, pero este en lugar de hacer el trabajo por el cual ya recibe un buen salario, se dedica a utilizar tu casa, tu guarida, tu sagrado hogar, para enriquecerse mediante negocios, acuerdos y pactos, con tus propios vecinos.

De modo que, si un ladrón entra a tu vivienda, el se hará de la vista gorda, porque antes de todo, ya había pactado con el delincuente, para repartirse los beneficios de lo hurtado. No obstante, si un vecino aparco su vehículo en medio de tu entrada y no puedes ingresar a tu dulce morada, el empleado ya había pactado con el imprudente vecino, para hacerse de la vista gorda y permitir que esto sucediera.

También, si le diste la autorización para comprar con tu crédito en el supermercado, este cada vez que pueda o cuando ya sepa que dejara el empleo, tomara artículos para su propio uso o beneficio y te endeudara hasta más no poder, sin olvidar que le estas pagando un salario para que no ocurra todo esto.

De modo que, exactamente lo mismo ocurre con los políticos en nuestra nacion. Le damos con un voto de confianza y un sueldo de lujo, la autoridad para manejar nuestra casa que se llama Republica Dominicana. Estos se pasan años y años, permitiendo que extranjeros (vecinos), se beneficien de nuestras cosas, en detrimento de nosotros mismos. Pactan con astutos ladrones, para que hurten nuestros más aquilatados tesoros. Permiten que cualquiera se aparque en nuestros intereses, pisoteando los más elementales derechos que nos asisten. Logran endeudarnos cada vez más, con bonos “Soberanos” préstamos para “El Metro” y “Autopistas”.

Y para el magnífico y perfecto colmo, le costeamos todo aquello que anhelan, le pagamos, le enriquecemos, pudiendo así ostentar y disfrutar de fastuosas mansiones en sectores exclusivos, automóviles de lujo, villas de veraneo, viajes al exterior, restaurantes costosísimos, seguro de vida, los mejores seguros de salud, las más caras universidades para sus hijos, entre otros tantos asuntos más.

Entonces, las preguntas hacen escena; ¿Hasta cuándo dominicano? ¿Hasta cuándo soportaras tantas trabas? ¿Qué necesitas para despertar de ese letargo? ¿También venderás tu bienestar a largo plazo, por una falsa promesa de un político? ¿No te conmueve ver en las calles tantos dominicanos en la extrema pobreza? ¿No te duele saber que nuestro país está siendo saqueado por unos cuantos? ¿Para qué estás trabajando? ¿Para pagar altos impuestos y ver tú salario reducido cada día más? Reiteramos, ¿Hasta cuándo dominicano?

 

Autor:

Dr. Nicolas Valdez

La guerra del ’65 y las habichuelas de los Diputados en 2014…


De la invasión de abril del 1965 hasta las habichuelas con dulce de Semana Santa del 2014…

Recetas-Goya-Habichuelas-con-Dulce_BannerLa invasión de las tropas norteamericanas en abril del 65 dejó un matiz de amargura y angustia al pueblo dominicano. Esta se caracterizo por un excesivo bombardeo en contra de inocentes civiles y militares de la Republica Dominicana. El pentagonismo o imperialismo, se encargo de torturar las aspiraciones de soberanía que tenía la nación de Duarte, Sánchez y Mella, solo por imponer su juicio e intereses por encima de todos los demás.

Pero ningún líder militar “yankee” pudo haber vaticinado, que esta minúscula isla, bronceada por un poderoso sol caribeño, podría estar poblada de hombres y mujeres de un magno e impecable valor, que llevo a cientos de soldados americanos a respirar el polvo de la derrota. Así es colegas, en ese entonces existían dominicanos de una preeminente valía, revestidos de honor, integridad, patriotismo y coraje. Dispuesto a luchar por la patria, sin importar cuales fueran las consecuencias.

Sin embargo, hoy los dominicanos observan taciturnos y amorrados, a los políticos infectos, sedientos de dinero y poder, modelar por una pasarela de corrupción e impunidad, y no se expone ni una palabra que apeste a reclamo, nadie dice absolutamente nada. Preferimos estar pendientes del Facebook, Twitter, Whatsapp y el Instagram, mientras otros más ambiciosos y sagaces, logran saquear al pueblo sin contemplaciones.

Nos vemos prestos a luchar y trabajar duro, pero para comprar el ultimo iPhone o Samsung, quizás el más moderno iPad o Tablet, o tal vez, estamos más interesados en comprar un vehículo que nos endeudaría por 5 años. Y mientras todo eso ocurre, los oficiales públicos tienen todo eso y muchísimo más, pero a diferencia de nosotros, que al menos trabajamos honradamente para conseguir esos asuntos sin importancia, ellos los consiguen con nuestro propio tributo, nuestros propios impuestos.

Entonces amigos y colegas, ¿Qué será lo que piensa en dominicano de hoy, que lo diferencia del de ayer? Sencillo, el dominicano de hoy esta industrializado, americanizado, vive el mundo ficticio y artificial del consumismo, en donde tenemos la necesidad imperiosa de comprar, de adquirir, de conseguir asuntos materiales para darnos valor y de eso se han aprovechado los políticos y empresarios poderosos de todo el mundo. Por ello, los cien mil pesos oro (RD$100,000) que le entregaron a algunos diputados para las habichuelas de semana santa, paso por desapercibido, pues no estamos pendientes de algo que creemos o asumimos no tenemos control, siendo todo lo contrario.

Debemos entender, que si cumplimos con nuestro deber de tributar, tenemos así mismo el derecho de reclamar hacia donde están destinados nuestros impuestos y ese es uno de los tantos excesos que se llevan a cabo por los funcionarios públicos. Duarte, Sanchez, Mella, Luperon y Caamaño no se sacrificaron para ser ricos, sino para el bien común, el bienestar de la nación, esos son los verdaderos héroes que necesita un país, son seres así a los que les debemos respeto.

Despertemos de esta inconsciencia, promovida por los partidos políticos, de la mano de sus ambiciosos anestesistas, denominados funcionarios públicos. Despertemos porque luego será bastante tarde. Despertemos porque luego no habra nada que reclamar.

 

 Autor:

AFP©

Deseamos todo para ayer…


El ser humano actual, quiere y desea todo para ayer…prisa

Quizás está de más, enfocarnos en discutir esta problemática de la que muchos hemos sido o somos víctimas en algún momento o en todo momento de nuestra vida. Subsistimos bajo un manto de prisa cotidiana que produce abrumadores niveles de cortisol en nuestro organismo, hormona que está asociada a enfermedades cardiovasculares y canceres de todo tipo.

Sin embargo, aun sabiendo esto, insistimos, empujamos la posibilidad de quebrantar la salud, con tal de adquirir esas cosas que después que las alcanzamos, estaremos muy ocupados cuidándolas o muy enfermos para disfrutarlas. Y la pregunta ha de esperar sentada, exponiendo: ¿De qué sirve tanta prisa y tanta urgencia? Si al final de cuentas nada nos llevaremos.

Nosotros la gran mayoría de los abogados, vivimos bajo grandes presiones que genera el gaje del oficio y no percibimos que perdemos asuntos de más valía por cumplir con detalles desvaluados, desestimados, sin importancia. No hay nada, no existe aquello más sano que cumplir con nuestros quehaceres, sin lastimarnos ni lastimar a otros.

Este orden pincelado de un círculo vicioso que nos lleva ante todo a conquistar niveles académicos, para luego conquistar empleos o asignaciones que generan sumas de dinero, para después comprometer esa economía con adeudos, que fueron promovidos por proyectos superfluos y vanidosos (la mansión, vehículos de lujo, el yate, la casa de veraneo, etc.) para luego de enfermar la mente y el cuerpo, descubrimos ya cansados del circulo vicioso, que no valió la pena tanta prisa, tanto sacrificio, pues nuestro organismo no resistió ese exceso de carga y por consiguiente lo que hicimos, lo que tanto nos costo, lo disfrutan otros.

Autoevaluemos nuestras vidas, consideremos que todo llega a su tiempo. Y que si hemos sido testigos de que nadie se ha llevado nada a la tumba, no debemos caminar el mismo tramo de incongruencia e incoherencia de los que se han marchado primero que nosotros, sin nada. Cambiemos el enfoque, trabajemos para vivir, no vivamos para trabajar, disfrutemos de todo lo bonito que nos rodea, seamos agradecidos de la vida, cuidémosla, preservémosla, no permitamos que la prisa cotidiana nos controle, sea usted el paladín de sus decisiones, el líder de su existencia, no deje que asuntos externos manipulen sus valiosos días sobre esta tierra.

Adelante sin prisa, pero sin pausa…

 

Autor:

AFP©